08 Abr Nuevas Instalaciones Sesderma

Sesderma es una multinacional dermocosmética fundada en el año 1989, que ofrece productos personalizados para cada tipo de piel, formulados para mejorar la calidad de vida de sus clientes, siendo su lema: Listening to your skin. “Sesderma escucha tu piel, y escuchando tu piel, te escucha a ti.”

La internacionalización ha sido un pilar fundamental para la empresa, que a lo largo de estos 30 años ha conseguido estar presente en más de 80 países.

Con el objetivo de mantener su proceso de crecimiento, continuando con el desarrollo de nuevas tecnologías orientadas al cuidado de la piel, teniendo como premisa su misión de mejora continua y por otra parte unificar todos sus espacios, surge la necesidad de ampliar las instalaciones de su sede en Valencia.

En La Murta de Puzol, polígono industrial situado en el norte de Valencia, donde los naranjos y la brisa del mar Mediterráneo dominan el entorno, se sitúa el nuevo espacio de 18.356 m2, con 2.114 m2 dedicados a almacenes, 769 m2 a actividades productivas, 3.236 m2 a oficinas y 398 m2 a laboratorios, con un total de superficie útil de 10.046 m2.

La construcción del proyecto nace de la mano de GRUPOTEC, empresa multidisciplinar de ingeniería y arquitectura, con la cual hemos colaborado desde el Equipo SOM ofreciendo soluciones integrales de equipamiento de espacios e interiorismo.

    

 

 

 

 

 

 

 

El concept design parte de la ventaja competitiva de Sesderma en el mercado de productos dermatológicos: el ácido glicólico. El ácido glicólico interactúa con las células de la piel, para revitalizarlas y proveerlas de nutrientes, de la misma forma que las partes que componen el edificio de Sesderma interactúan entre ellas para mantener su rendimiento.

El concepto de piel, unido a la innovación y tecnología, características fundamentales de Sesderma, determinan las características constructivas y las líneas a seguir en el diseño interior.

La fachada exterior está concebida como una piel perforada, como si de los propios poros se tratase, con el objetivo de facilitar la entrada de luz natural y generar una relación interior-exterior diferente. Además, proporciona vistas y transparencia hacia el exterior y da una imagen de volumen a todo el conjunto.

En el interior de las instalaciones, uno de los elementos más significativos es la imponente escalera en forma de ADN que nos recibe en el hall de entrada y que atraviesa todas las plantas del edificio, símbolo de la realidad investigadora de Sesderma, principalmente volcada en la nanotecnología.

Los diferentes espacios concebidos, el diseño interior y el mobiliario, debían estar acordes con la trayectoria, filosofía y quehacer de la empresa, permitiendo ofrecer funcionalidad, albergar la tecnología más puntera y reflejar la cultura mediterránea en el día a día.

El auditorio en forma de caja de vidrio, consigue impactar a la audiencia, con su diseño elegante y sobrio. Al utilizar cortinas motorizadas ocultas, se facilita que el espectador coloque todos sus sentidos en lo que cuenta el orador sin perder detalle y, por otra parte, al retirarlas se consigue una sensación de amplitud en el espacio.

En la zona de cafetería y comedor se ha diseñado un office a medida con banco de apoyo, integrado en la pared, que a simple vista no se percibe lo que contiene en su extremo derecho, dando una sensación de limpieza y continuidad, y que sin embargo alberga en su interior estanterías y bancada.

Todo esto forma parte de una planta en la que ya se puede leer un juego de volúmenes que organiza el espacio con una imagen limpia, pura y aséptica, reflejando ese cuidado que la empresa tiene con el usuario.

En la distribución y diseño de los espacios de trabajo, una de las premisas más importantes a tener en cuenta era que los departamentos estuvieran conectados, consiguiendo una relación directa entre directores y empleados.

Esto ese logra mediante un eje que alimenta los volúmenes que, distribuidos en cuatro cuadrantes, aparecen en forma de cajas, llenas o vacías, representando una segunda piel, un segundo estrato que recoge toda la información de la empresa, su propio programa.

Se resuelve de esta manera una relación interior-exterior, de espacios de reunión, trabajo colaborativo y distendido, zonas para retirarse y áreas para la comunicación, lo que aporta valor añadido al espacio.

A la hora de diseñar los despachos del personal directivo y del presidente de la compañía, se tuvo en cuenta la importancia de la jerarquización para nuestro cliente. Se eligió mobiliario de alta dirección exclusivo y de diseño, que se ajusta a las necesidades de los ejecutivos, prestando especial atención hasta en el último detalle: sillas, mesas, escritorios, armarios, librerías, iluminación técnica y decorativa, acústica, complementos y accesorios.

Desde el Equipo SOM nos sentimos afortunados de haber formado parte de un proyecto tan cuidado, por lo que no queremos dejar pasar la oportunidad de agradecer a GRUPOTEC, a todos los profesionales implicados en el resultado final obtenido, y a Sesderma, por haber confiado en nuestro trabajo.